domingo, 28 de octubre de 2012

7 virtudes capitales en Twitter para la comunicación política

Twitter y política



Existen dos formas fundamentales de capital social: confianza e intermediación. Elija qué es lo que más desea hacer con su cuenta de Twitter: construir lazos de confianza o generar canales de información. Para lo primero, limite su cuenta a relaciones bidireccionales (siguiendo a quienes lo siguen). Tendrá mucha conversación, diversión e interacción. Para lo segundo, evite las tríadas (siga cuentas que no se siguen entre sí), tendrá poca interacción, pero mucho contenido novedoso.


1.- Poniendo temas. Para intentar generar un trending topic, si usted tiene pocos seguidores, organícese con otros usuarios dispuestos a escribir mensajes en el mismo sentido que usted para hacerlo en un breve lapso. Pero elija bien: genere una combinación de usuarios desconectados entre sí y clusters de cuentas interconectadas. Utilice hashtags, incluya links y mencione cuentas de usuarios que puedan multiplicar su voz. Si no puede o no quiere hacer nada de esto, olvídese de intentar ser tendencia o espere a que le llegue un golpe de suerte. Si, en cambio, usted tiene muchos seguidores y quiere generar untrending topic, elija cuidadosamente el tema que abordará y el horario en que lo hará. No da lo mismo. Pero recuerde: nada se logra trabajando aislado, en solitario, menos en una red.


2.- Construya reputación online. Tenga cuidado con sus arrebatos de emoción, pero no los esquive totalmente. Una buena reputación en línea se logra siendo creíble y la espontaneidad es parte de los atributos mejor valorados. Sus emociones son valiosas, a veces más que sus reflexiones, y los demás detectarán cuando son genuinas. Sin embargo, no olvide que todo lo que usted escriba permanecerá allí como una huella indeleble, un pasado del cual ya no podrá desligarse. Recuerde que sus últimos 3.200 tweets siempre permanecen en el espacio público y a eso agregue todos aquellos que fueron retransmitidos, comentados por otros usuarios o almacenados por alguna de las empresas e investigadores que están realizando un seguimiento de las redes. Siempre cite sus fuentes. Y si alguna vez utiliza Twitter para hacer bromas o reírse, procure siempre partir riéndose de sí mismo.


3.- No ponga todos los huevos en el mismo canasto. Limpie su timeline para una comunicación más eficaz, utilice listas con temas o personajes que le interesa seguir. Aproveche las opciones avanzadas delsearch de Twitter para filtrar contenidos de su interés o derechamente contrate alguno de los servicios de seguimiento existentes.



4.- No todo lo que brilla es oro. Si quiere detectar si un trending topic es legítimo y refleja una tendencia, utilice o desarrolle aplicaciones para determinar si las cuentas que lo generan son creadas por un software o por personas reales y analice las relaciones entre ellas. Para ello, aprenda a ingresar a las application programing interfaces de Twitter (APIs). Cuando descubra un trending topic falso, denúncielo a los cuatro vientos: es la mejor defensa contra la manipulación e intentos de fraude.



5.- Construya capital social en Twitter: Existen dos formas fundamentales de capital social: confianza e intermediación. Elija qué es lo que más desea hacer con su cuenta de Twitter: construir lazos de confianza o generar canales de información. Para lo primero, limite su cuenta a relaciones bidireccionales (siguiendo a quienes lo siguen). Tendrá mucha conversación, diversión e interacción. Para lo segundo, evite las tríadas (siga cuentas que no se siguen entre sí), tendrá poca interacción, pero mucho contenido novedoso.



6.- Recuerde el número de Dunbar: Por razones cognitivas y biológicas, los humanos sólo podemos mantener atención de forma selectiva en nuestras conversaciones con otros. En Twitter, aunque usted siga a miles de personas, su atención permanente quedará irremediablemente limitada a un grupo no mayor de 200 usuarios. Si quiere sobrepasar esa cifra deberá contratar personal que le ayude a administrar su cuenta.


* Manuel Délano es periodista de la U. de Chile, Magíster en Comunicación Estratégica de la Universidad Adolfo Ibáñez (UAI) y profesor de la Escuela de Periodismo de la UAI. Jorge Fábrega es PhD en Políticas Públicas (Chicago), Economista y Sociólogo (PUC), profesor de la Escuela de Gobierno de la UAI

Fuente: El Mostrador